Que somos

logo

La lengua eligen

Programa de lucha de la Coordinación Internacional de Trabajadores Mineros

Preámbulo
La 1era Conferencia Internacional de Trabajadores Mineros, en el 2013 en Arequipa/ Perú con representantes de 25 países de cuatro continentes, fue un paso importante para la unificación de los mineros en todo el mundo. Estuvimos guiados por el principio de que nosotros los mineros y nuestras familias debemos cooperar a escala internacional y coordinar nuestras luchas si queremos ser una fuerza superior a los monopolios mineros internacionales y sus gobiernos. En la Conferencia de fundación decidimos: “Hoy cada vez menos es posible imponerse a los monopolios mineros internacionales de manera aislada y localmente restringido. ¡Lo que necesitamos es la unidad de los trabajadores a nivel mundial!”


Sólo sobre la base de reivindicaciones y metas concretas, que serán logradas en la lucha
conjunta contra los gobiernos y consorcios, puede avanzar tal coordinación.
1. A nivel mundial hay más de 20 millones de trabajadores mineros que bajo duras y
peligrosas condiciones extraen las riquezas de la tierra, pero sus condiciones de vida son
muy malas. Los salarios no sólo son demasiado bajos para poder vivir decentemente, sino
que a menudo no suben o bajan. No tienen comparación alguna con el trabajo que ellos
rinden. Incluso un aumento nominal de los salarios se vuelve insignificante debido al
aumento de los costos de la vida. Por un aumento de los salarios de los mineros que
posibiliten una vida adecuada correspondientemente con los gastos de la vida en
los países respectivos.
2. Los mineros están expuestos a condiciones extremas - nosotros exigimos la
reducción del tiempo de trabajo con el objetivo: ¡por la jornada laboral de 6 horas
con completa compensación salarial! En muchos países hoy se lucha por la reducción
o la defensa de la jornada laboral de máximo 8 horas diarias con compensación salarial
completa. Prohibición del sistema de la obligación indirecta a jornadas laborales
irregulares. Tiempos de recreo correspondientes a los turnos hechos. Nosotros luchamos
por cada puesto de trabajo y por nuevos, debido a la responsabilidad para el futuro
de la juventud.
Los mineros que están expuestos continuamente a duras condiciones de trabajo poniendo
en peligro su salud tienen menores probabilidades de vida. Exigimos un sistema especial
de jubilación anticipada para estos mineros, con el mismo sueldo de un obrero activo y sin
condiciones en relación a una edad mínima.
3. Pedimos un tratamiento completo de las enfermedades y en caso de accidentes
ocasionadas por el trabajo, así como la asunción de los costos del tratamiento médico y
de la prevención sanitaria por las empresas.
Las empresas deben garantizar la más alta seguridad laboral para la salud física y
psíquica de los mineros. Estándares de seguridad a nivel mundial para la protección de la
salud al más alto nivel para todos los empleados en la minería. Por un tratamiento digno
de los mineros enfermos y sus familias y de aquellos que perdieron sus vidas durante el
ejercicio de su trabajo. Exigimos del gobierno y de los consorcios que los trabajadores
enfermos no sean obligados de seguir trabajando, sino que se les pague el salario
completo.
4. La característica de reemplazar los puestos de trabajo regulares mediante el
prestamismo laboral y la tercerización se ha convertido en un fenómeno determinante
también en la industria minera internacional. Para maximizar las ganancias los capitalistas
recurren a la reducción de los costos salariales. Esto se consigue a través de la
ampliación del trabajo temporal y subcontratado, así como la externalización de la
producción. Presionan amenazando con la pérdida del puesto de trabajo con el fin de
bajar los salarios y dividir a los trabajadores, para impedir que los trabajadores ejerzan
sus derechos y luchen por ellos.
¡Lucha contra la división – no hay obreros de primera, segunda o tercera clase! ¡El
mismo sueldo para los trabajadores externos, subcontratados y los propios de la
compañía minera!
Luchamos por la contratación de los subcontratados en la plantilla permanente y contra la
ampliación del prestamismo laboral. Nuestro objetivo es la eliminación del trabajo por obra
en el funcionamiento normal de la mina y la abolición del trabajo subcontratado así como
la tercerización.
5. En muchos países del mundo los derechos sindicales de los mineros son atacados de
diferentes formas. Por orden del capital industrial y financiero, los sindicalistas también
son amenazados crecientemente en su existencia física o peor aún son asesinados. Esto
es un desarrollo peligroso, al cual se debe enfrentar el movimiento obrero. Tendencias
nacionalistas chauvinistas, anti-progresivas y antidemocráticas, como el anticomunismo,
llevan a la división y se dirigen en contra de la unidad de los mineros, y también del
movimiento obrero en su conjunto. Exigimos de todos los gobiernos del mundo, que
garanticen la protección del derecho a reunión y del derecho a negociar. Organizamos
huelgas y exigimos, que los consorcios respeten estos derechos.
¡Por la libre actividad sindical y política! ¡Por un derecho de huelga legal completo
en todos sus aspectos! ¡Por los sindicatos como organizaciones de lucha en
defensa de nuestras condiciones de vida, salarial y laboral! ¡Estamos contra todo
tipo de política de colaboración de clases sobre las espaldas de los trabajadores y
de sus familias! ¡Luchemos por la conservación y ampliación de los derechos y
libertades democrático-burguesas!
6. Solo unos pocos consorcios dominan hoy a nivel mundial la explotación, el
procesamiento y el negocio de los productos mineros. Los mismos consorcios que son
responsables del empeoramiento de las condiciones de contratación y de trabajo de los
mineros y sus familias, son también responsables de la destrucción de las condiciones de
vida naturales del ser humano. El afán por cada vez más ganancias ha llevado a una
destrucción masiva del medio ambiente, así como de una desenfrenada explotación de
los recursos naturales. En un desmonte completo sin antecedentes destruyen las
comarcas mineras tradicionales y cientos de miles de puestos de trabajo para siempre, y
al mismo tiempo exploran nuevas fuentes de materia prima sin tener consideración con la
población rural, los indígenas o los paisajes naturales. Los obreros de la minería
artesanal, como también de la pequeña minería, son criminalizados, se les encierra,
persigue y destruye sus medios de producción. Ellos son reemplazados por grandes
empresas mineras, por la minería a cielo abierto, por el fracking (facturación hidráulica).
Respetamos las actividades de las empresas mineras artesanales y tradicionales que
operan tomando en cuenta la protección de las condiciones de vida naturales y exigimos
que no se les criminalice, que puedan organizarse ellos mismos y ampliar su producción
mientras al mismo tiempo hay que fortalecer la seguridad laboral ahí.
La lucha de los mineros por buenas condiciones de vida, debe ir mano a mano con la
lucha por la protección de las condiciones de vida naturales. Nosotros rendimos
resistencia contra toda forma de hacernos enfrentar por los puestos de trabajo y
por la protección de nuestras bases de vida y a la división que esto implica.
Necesitamos ambos para vivir.
Luchamos contra la ruinosa exploración sin límites y la búsqueda insaciable de
reservas de materias primas por el modo de producción capitalista, así como contra
el despilfarro de materias primas por los consorcios internacionales mineros y
energéticos.
¡Prohibición de la explotación extractiva a cielo abierto a costa de la naturaleza y de
los habitantes! ¡Prohibición mundial del fracking! ¡Las emisiones de CO2 deben ser
reducidas drásticamente para contrarrestar el desarrollo hacia la catástrofe
climática inminente! ¡Por el uso del carbón como materia prima y no como material
de quema! ¡Eliminación ecológica de basura tóxica y de elementos peligrosos para
el medio ambiente y prohibición del almacenamiento irregular de estos en las
minas! Resistencia activa en todo el mundo contra la amenaza de una catástrofe
ecológica.
7. Estamos por la igualdad de derechos de las mujeres. Las mujeres son mal
pagadas y discriminadas mediante una remuneración desigual. Estamos contra el
sexismo, la opresión sexual y la violencia contra las mujeres. Estamos en contra de que
se descarguen sobre las familias los costos del cuidado y educación de los hijos y la
reproducción de la fuerza laboral. Las mujeres y familias deben recibir una indemnización
adecuada en caso de que un miembro de la familia caiga en enfermedad, sea herido o
muera. Luchamos contra todas las formas de la particular explotación y opresión de
la mujer y apoyamos al movimiento femenino internacional combativo por la liberación de
la mujer.
8. ¡Un futuro para los jóvenes! ¡Por una educación fundamentada y la contratación
de los aprendices después del periodo de aprendizaje! ¡Ampliación de las
normativas para la protección de menores y luchar contra la explotación especial
de los jóvenes mineros! Una de las manifestaciones más aberrantes de la decadencia
del sistema capitalista y de la retrograda economía en el mundo es la explotación del
trabajo infantil en la minería. Exigimos la eliminación de toda forma de explotación del
trabajo infantil y educación escolar gratuita asegurada por el Estado.
9. Para apoderarse de las fuentes de materias primas se expulsa con violencia al
proletariado rural y a los campesinos, los sin tierra inclusive. También los gobiernos
imperialistas realizan guerras de exterminio que destruyen las condiciones de vida de los
oprimidos. Los seres humanos pierden casa y tierra y se les obliga a llevar una vida como
refugiados. En este escenario se divide a los obreros entre pobladores de la ciudad y el
campo y entre diferentes nacionalidades, religiones y concepciones de mundo
enfrentándolos unos contra otros. A causa de daños ambientales, miseria social y guerras
imperialistas los pobladores de muchos países han tenido que huir.
Somos solidarios con el movimiento mundial de refugiados. Defendemos que la
población pueda decidir ella misma sobre sus territorios y que no sean las
empresas mineras las que se puedan apoderar de grandes superficies sin tomar en
cuenta los intereses de la población. Apoyamos la lucha de la población rural y de
los campesinos contra la expropiación de sus tierras.
10. Luchamos por la unidad de los trabajadores mineros. Nos imponemos y luchamos
contra las guerras imperialistas. Estamos en contra de las guerras de agresión
impulsadas por los imperialistas, quienes buscan apoderarse de los recursos naturales y
ejercer influencia sobre numerosos países y regiones. Rechazamos el remate de las
riquezas nacionales a los monopolios imperialistas. Luchamos por la paz mundial.
11. “La IMC tiene la visión de un movimiento minero unido a nivel mundial que, en nombre
propio y de sus hijos luche porque los tesoros de la tierra, del agua y del aire pertenezcan
a aquellos que mediante su trabajo los explotan y por que sean utilizadas para una vida
rica, digna y saludable de todos los seres humanos y en armonía con la naturaleza- sin
explotación ni opresión.” 1
12. Promovemos y apoyamos múltiples formas de organización y de lucha en defensa de
los intereses vitales de las masas. Autoorganizadas, autofinanciadas, democráticas y no
partidarizadas. Abogamos que las organizaciones deben ser comprometidas con los
intereses de sus miembros y las amplias masas, que su dirección sea incorruptible y que
se organice el control desde abajo. Si una lucha concreta resuelve su objetivo o no – la
coordinación internacional de trabajadores mineros va a contribuir que las experiencias
entren en la consciencia colectiva del movimiento minero y que todos puedan aprender de
ello.
Buscamos la cooperación con todos los que nos apoyan en nuestros objetivos y
comparten nuestras visiones. Conducimos las luchas como escuela de la lucha de clases
para fortalecer el movimiento de los trabajadores mineros combativo y combativo de
clase. Para eso tenemos que informarnos mutuamente sobre nuevos fenómenos y
cambios esenciales y discutirlos. Todo esto sirve al objetivo de marchar hacia una
sociedad liberada. Para muchos de nosotros eso significa superar el imperialismo de
modo revolucionario con la perspectiva del socialismo.
13. Conjuntamente celebramos los días internacionales de lucha, el Primero de Mayo
(día de lucha internacional de los trabajadores) y el día internacional de lucha por salvar el
medio ambiente.
14. La lucha por este programa abarca la organización de la solidaridad por medio de
mensajes, organizar paros o huelgas de solidaridad y hasta campañas de solidaridad
internacionales y acciones transnacionales.
1 de la resolución fundacional de la 1era Conferencia Internacional de Trabajadores Mineros